Skip navigation

Thor Heyerdahl quiso demostrar al mundo en 1947 que los antiguos peruanos eran expertos navegantes capaces de cruzar el  océano Pacífico montados en balsas. Su embarcación, Kon Tiki, se hizo siguiendo la descripción sobre la famosa balsa tumbesina que Bartolomé Ruiz avistó en su viaje de descubrimiento del Perú:

“Tomaron un navío de hasta veinte hombre.. Este navío que digo que tomó, tenía parecer de cabida hasta treinta toneles; era hecho por el plan y quillas de unas cañas tan gruesas como postes, ligadas con sogas de uno y otro, que dicen henequén, que es como cáñamo … traía sus mástiles y antenas de muy fina madera y velas de algodón del mismo talle”. (Crónica de Francisco de Jerez, 1534)

El Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú cuenta con una maqueta de una balsa antigua hecha a partir de relatos como éste. El cómo eran realmente las embarcaciones es un completo misterio ya que no se han hallado restos completos de un barco antiguo. El museo de Oro del Perú tiene una gran colección de remos y quillas de madera, pero como piezas sueltas poco aportan a darnos una idea de una embarcación completa. También nos pueden ayudar a descrifrar el acertijo los grabados antiguos hechos sobre el puerto de Paita y Guayaquil, donde parece que convivieron durante mucho tiempo naves españoles con grandes naves indias.

La primera imagen conocida de una balsa la hizo Richard Madox en 1580. Nótese el gran número de remos o quillas (uno de ellos al centro de la nave), y la distribución de la vela más angosta en la base como ocurre en muchas embarcaciones antiguas de la Polinesia.

En 1840 se hizo una ilustración técnica de una balsa en Guayaquil. Lamentablemente la lejanía con tiempos prehispánicos puede haber alterado el diseño de las balsas originales pero es el mejor documento para entender cómo pudieron ser las balsas de navegación de ultramar.

Grabado antiguo del puerto de Paita donde comparten lugar naves españolas y balsas tumbesinas.

Resulta increíble pero aún hoy en día pescadores de Paita y Colán utilizan balsas de madera (y no caballitos de totora como en las costas de Lambayeque y La Libertad) para pescar. Así como las embarcaciones de totora han sobrevivido inalteradas puede que estas balsas modernas (aunque pequeñas) sigan el secreto de su elaboración transmitido de generación en generación desde tiempos prehispánicos.

Nos queda la esperanza de que algún día en algún lugar de Perú o Ecuador alguna excavación desvela el misterio y nos revele una gran embarcación antigua como las que usó el Inca Tupac Yupanqui para explorar la Polinesia.

Anuncios

One Comment

  1. Muy interesado en el tema


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: