Skip navigation

La mayoría de las teorías migratorias remotas hacia América apoyadas en el estudio del ADN pueden explicar inequívocamente que la mayor parte de la población americana desciende de antiguos pobladores de Siberia que cruzaron por el estrecho Behring en la última gran glaciación hace alrededor de 15.000 años.

No fue una, sino quizás cuatro grandes migraciones que cargaron con el ADN mitocondrial A,B,C y D y lo llevaron desde Behring por toda América. Sin embargo, a medida que recorremos América hacia el sur partiendo de México, el ADN mitocondrial empieza a comportarse distinto, hay pequeños grupos genéticos que no encajan con Siberia, y el grupo mtADN A, muy presente por ejemplo en China, empieza a ser cada vez más dominante. Otro grupo curioso es el X, cuyo origen está en los actuales países bálticos de Lituania, Letonia y Estonia. ¿Un ADN europeo se ha colado en América por el estrello de Behring?

Tratar de limitar a cuatro las migraciones hacia América, y todas ellas durante un corto lapso de tiempo es sostener una teoría ilógica. Si bien, puede que la migración inicial haya sido la más exitosa en términos de presencia genética, es ilógico suponer que no hubieran otras olas migratorias con otros rumbos que hayan alterado el cóctel genético americano.

Misteriosas figuras de arcilla de Norte Chico

Viendo las cerámicas de Caral, uno puede imaginarse una población descendiente Taiwan o China. Quizás un pequeño grupo amenazado por guerras o invasiones decidiera embarcarse hacia Oriente simplemente porque no había otro lugar hacia donde escapar. Seguramente el viaje fue por barcos. No sabemos qué antigüedad tienen los barcos, pero sabemos que Taiwan, Filipinas o Australia son islas que ya estaban pobladas hace 30.000 años, así que quizás hace 5000 o 7000 años un grupo de barcos llegase al Perú para establecerse allí. ¿Por qué descartar migraciones por barco a América?

Los vikingos que llegaron a establecerse en América del Norte, fracasaron en incluir su ADN en el registro americano y abandonaron Terranova tras pocas generaciones viviendo allí. Sin embargo curiosamente se ha encontrado un grupo de ADN denominado C1e en Islandia, típico de indígenas americanos. Las familias portadoras no muestran evidencias de matrimonios con extranjeros en su árbol genealógico por lo que se propone que una mujer amerindia fue llevada desde América a Islandia por los vikingos.

Hubo migraciones exitosas en términos de propagación de ADN, otras menos exitosas, y puede que muchas hayan fracasado en sembrar su ADN en América -como la aventura vikinga-. Las preguntas que debemos hacernos son ¿con los nuevos descubrimientos en genética, se sostiene que todos los amerindios desciendan de los migrantes de Behring? ¿Podemos sostener una teoría de tan sólo 4 migraciones en un periodo de 15000 años? Estadísticamente no. Los humanos de la antigüedad tuvieron las mismas justificaciones para migrar que los humanos actuales: el hambre, la desesperación, la guerra. Al verse arrinconados contra el mar, probablemente muchos grupos decidieron lanzarse a la deriva en barco hacia lo desconocido. Algunos alcanzaron la costa americana, como es el caso de Caral, las islas de la Polinesia, y otros tantos otros lugares que quedan por descubrir.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: