Skip navigation

Category Archives: General

Existe un hueso del cráneo llamado interparietal o “hueso inca” con una alta incidencia en la población americana, y sobre todo, en los Andes centrales. Nuestro cráneo está formado por distintos huesos como si se trataran de placas tectónicas , que a medida que uno crece pueden suturar y hacerse más tenues.

huesoinca

La mayor parte de los humanos no tienen este hueso, pero está presente en todos los grupos étnicos del mundo. Exactamente el 1% de la población tiene el “hueso inca”, pero en las momias preincaicas, la presencia del hueso triangular interparietal alcanza el 25% o más, por eso su nombre.

huesos_convento_sanfrancisco

Recuerdo en una visita hace mucho tiempo a las catacumbas del convento de San Francisco en Lima, una macabra visión con miles de cráneos apilados. El guía de entonces, nos contó que para diferenciar los cráneos españoles de los indígenas simplemente había que fijarse en el triángulo de atrás. La presencia del triángulo era signo inequívoco de que el infortunado cráneo pertenecía a un indígena.

La presencia del “hueso inca” en realidad tiene un origen muy lejano. No se desarrolló dentro del territorio americano debido a una mutación genética, sino todo lo contrario, la mutación genética fue la desaparición del hueso. En algún momento de nuestro largo viaje genético el “hueso inca” desapareció, y aquel “marcador genético” fue pasado de generación en generación hasta nuestros días. Un cambio presente en todo el planeta solo puede haber tenido lugar hace mucho tiempo, quizás hace más de 50.000 años (uno de los marcadores genético más antiguos es el M45 y se calcula tiene 40.000 años).

El estudio más amplio sobre la incidencia del hueso inca en la población mundial -Tsunhiko Hanihara y Hajime Ishida (2001)- afirma que las regiones o países con mayor incidencia de “huesos inca” en sus poblaciones son Japón (4,4% incidencia), la costa oeste norteamericana (11,7%), Perú (8,2%), el oeste africano (12,73%), y los esquimales de Groenlandia (6%).

No hay suficientes datos para concluir que hubo una migración con el gen del “hueso inca” de un clan japonés hacia el Perú hace miles de años. De momento la interrogante de por qué hay tan alta incidencia de este hueso en el Perú Antiguo y a qué clan migratorio se debe, es una incógnita.

La mayoría de las teorías migratorias remotas hacia América apoyadas en el estudio del ADN pueden explicar inequívocamente que la mayor parte de la población americana desciende de antiguos pobladores de Siberia que cruzaron por el estrecho Behring en la última gran glaciación hace alrededor de 15.000 años.

No fue una, sino quizás cuatro grandes migraciones que cargaron con el ADN mitocondrial A,B,C y D y lo llevaron desde Behring por toda América. Sin embargo, a medida que recorremos América hacia el sur partiendo de México, el ADN mitocondrial empieza a comportarse distinto, hay pequeños grupos genéticos que no encajan con Siberia, y el grupo mtADN A, muy presente por ejemplo en China, empieza a ser cada vez más dominante. Otro grupo curioso es el X, cuyo origen está en los actuales países bálticos de Lituania, Letonia y Estonia. ¿Un ADN europeo se ha colado en América por el estrello de Behring?

Tratar de limitar a cuatro las migraciones hacia América, y todas ellas durante un corto lapso de tiempo es sostener una teoría ilógica. Si bien, puede que la migración inicial haya sido la más exitosa en términos de presencia genética, es ilógico suponer que no hubieran otras olas migratorias con otros rumbos que hayan alterado el cóctel genético americano.

Misteriosas figuras de arcilla de Norte Chico

Viendo las cerámicas de Caral, uno puede imaginarse una población descendiente Taiwan o China. Quizás un pequeño grupo amenazado por guerras o invasiones decidiera embarcarse hacia Oriente simplemente porque no había otro lugar hacia donde escapar. Seguramente el viaje fue por barcos. No sabemos qué antigüedad tienen los barcos, pero sabemos que Taiwan, Filipinas o Australia son islas que ya estaban pobladas hace 30.000 años, así que quizás hace 5000 o 7000 años un grupo de barcos llegase al Perú para establecerse allí. ¿Por qué descartar migraciones por barco a América?

Los vikingos que llegaron a establecerse en América del Norte, fracasaron en incluir su ADN en el registro americano y abandonaron Terranova tras pocas generaciones viviendo allí. Sin embargo curiosamente se ha encontrado un grupo de ADN denominado C1e en Islandia, típico de indígenas americanos. Las familias portadoras no muestran evidencias de matrimonios con extranjeros en su árbol genealógico por lo que se propone que una mujer amerindia fue llevada desde América a Islandia por los vikingos.

Hubo migraciones exitosas en términos de propagación de ADN, otras menos exitosas, y puede que muchas hayan fracasado en sembrar su ADN en América -como la aventura vikinga-. Las preguntas que debemos hacernos son ¿con los nuevos descubrimientos en genética, se sostiene que todos los amerindios desciendan de los migrantes de Behring? ¿Podemos sostener una teoría de tan sólo 4 migraciones en un periodo de 15000 años? Estadísticamente no. Los humanos de la antigüedad tuvieron las mismas justificaciones para migrar que los humanos actuales: el hambre, la desesperación, la guerra. Al verse arrinconados contra el mar, probablemente muchos grupos decidieron lanzarse a la deriva en barco hacia lo desconocido. Algunos alcanzaron la costa americana, como es el caso de Caral, las islas de la Polinesia, y otros tantos otros lugares que quedan por descubrir.

 

 

 

 

 

 

 

 

De todos los cronistas españoles que llegaron al nuevo mundo entre los siglos XVI y XVII, el más misterioso de todos por sus relatos es Fernando Montesinos.

Su crónica Memorias Antiguas Historiales y Políticas del Perú se editó por primera vez en castellano en 1882 y cobró relativa popularidad en su tiempo por su osada cronología de más de 100 reyes incas que gobernaron en un lapso de tiempo de más de 2000 años.

Montesinos fue tildado de fraude por contradecir la versión oficial de los 15 incas cuzqueños que tan sólo reinaron 300 años. Nunca ha sido tomado en serio por arqueólogos e historiadores modernos. El relato de su crónica empieza diciendo que los antiguos peruanos eran descendientes de Ofir, nieto del Noé bíblico.

 ¿Quién fue Montesinos?

Hay muy poca información sobre la vida de Montesinos, pero de sus trabajos se deduce que fue un hombre muy culto y muy religioso. Su crónica está plagada de detalles que no aparecen en ninguna otra crónica, como eclipses de sol de varios días. Al leerlo es inevitable notar el empeño por emparentar hechos históricos de la Biblia con la historia del Perú Antiguo.

Fue un cronista tardío, estuvo en el Perú alrededor del año 1630. Probablemente tuvo a mano otras versiones de la historia que no se parecían a las oficiales del Cuzco. Historias que podrían provenir de otras ciudades importantes, quizás antiguas capitales de los incas.

El trabajo de un cronista que trabajaba para la corona española era un oficio extenuante. Debía informar directamente al rey de España de la situación de su nuevo reino en América. Sus obras eran el resultado de muchos años de viajes y recopilación de información. Se sabe que producían tres copias manuscritas de sus crónicas: una para el rey de España, otra para el Virrey del Perú y una tercera copia guardada en la Biblioteca de Lima.

Cuando uno piensa en los años de dedicación de su obra y el destinatario final a quien iba dirigido el trabajo: el rey, es razonable pensar que la asombrosa cronología inca no haya sido una invención sino un trabajo muy minucioso.

Manco Capac ¿el primer inca?

Todos los cronistas coinciden en atribuir a Manco Capac el título del primer rey inca del Antiguo Perú. Pero mientras los investigadores actuales lo sitúan en el año 1200 DC, nuestro cronista misterioso lo ubica mucho más allá en el tiempo, alrededor del año 2000 AC.

Reescribamos la historia: los incas cuzqueños fueron 14. Los amautas tuvieron cuidado especial en enseñar a los nobles del Cuzco los nombres, las hazañas y las obras de los 14 reyes cuzqueños, pero se esforzaron en ocultar a los incas que no llegaron a reinar en el Cuzco: una parte importante de estos reyes gobernaron probablemente lo que hoy conocemos como la cultura Wari en Ayacucho.

Si Fernando Montesinos tiene razón, habría que buscar mucho más atrás en el tiempo al legendario al Manco Capac, probablemente tan atrás como en las culturas Chavín o Tiahuanaco.

Si Fernando Montesinos tiene razón, habría que buscar mucho más atrás en el tiempo al legendario  Manco Capac, probablemente tan atrás como en las culturas Chavín o Tiahuanaco.

¿Por qué alguien borraría de un plumazo la historia anterior al Cuzco?

Sigamos: Los chancas (herederos de los Wari) tuvieron guerras constantes con los incas del Cuzco durante siglos. ¿Se debió quizás a una pelea por la corona inca similar a la que tuvieron los hermanos Huáscar y Atahualpa, pero 300 años antes?

La historia la escriben los vencedores y en caso de haber existido una pugna dinástica, ya sabemos quién salió airoso de la contienda.

Yendo más lejos, puede que la cultura Tiahuanaco o Chavín de antigüedad de 3000 a 4000 años, sean las que guarden el secreto de los primeros incas. Es curioso que en todas las leyendas del lago Titicaca esté ligado al origen de Manco Capac. Puede que Manco Capac sea el único inca no cuzqueño de la lista oficial.

Quizás en un futuro cercano podamos demostrar que los gobernantes Wari y los gobernantes Incas pertenecían a un mismo linaje, como deducimos de lo expuesto por la crónica de Montesinos, si analizáramos el ADN de las recientemente descubiertas tumbas reales Wari y la tumba de Paullo Inca, uno de los últimos incas del Vilcabamba que fue sepultado bajo una cripta en la Iglesia del barrio de San Cristóbal en el Cuzco, y cuyo hallazgo debemos a María del Carmen Martín Rubio.

En el año 2012 migraron 2,3 millones de personas a Jordania huyendo de la guerra  civil en Siria.  Algunos migrarán en el futuro hacia otros destinos, otros volverán a Siria cuando las cosas mejoren y probablemente un grupo grande se instale definitivamente en su nuevo país por muchas generaciones.

Las migraciones cambian constantemente la historia de las naciones. Algunas son ocasionadas por guerras como la de Siria, otras por pobreza y otras por desastres naturales como terremotos, volcanes o huracanes. Todas tienen como objetivo común mejorar el bienestar del individuo que migra, y así ha ocurrido desde principios de la humanidad.

Se estima que el 3,3% de la población mundial es migrante (232 millones de personas). Cada año migran entre 15 y 30 millones de personas en todo el mundo.

 

¿Y si el 3,3% de la población mundial fuese migrante desde el principio de los tiempos?

Hagamos un experimento. Supongamos que el 3,3% de la población migrante sea una constante en la humanidad sin importar el año que miremos (2012, 1492,  -2000 ó -15.000).

Si hace 15.000 años la población mundial fuese de 2 millones de individuos, 66.000 de ellos serían migrantes.

Ahora supongamos que esos 66.000 individuos migraron en un lapso de 50 años. Eso equivaldría a 1320 migrantes por año (o el 0,7% de la población mundial).

 

Ahora apliquemos un modelo para imitar el poblamiento de América.

Se sabe por los restos encontrados que el poblamiento de América ocurrió alrededor del año -15000. La teoría más aceptada hasta ahora es que el estrecho de Behring al congelarse sirvió de puente para que las migraciones pudieran llevarse a cabo por tierra. Sin embargo, los descubrimientos de presencia humana en Brasil, Chile, México y Estados Unidos alrededor de la misma época hacen intuir que los primeros americanos llegaron por distintos puntos del continente, no sólo desde Behring.

 

Juguemos a los dados

  • Cada año migra el 0,7% de la población.
  • En el año -15000 ya hay regiones densamente pobladas como China, Indochina, Medio Oriente o Egipto. Son en total 2 millones de personas repartidas por África, Asia y en menor medida Europa.
  • Digamos que una migración promedio se compone de 250 individuos.
  • En el año -15000 apenas habrán 5 migraciones.
  • Las migraciones más comunes son entre territorios cercanos, pero alguna vez ocurre una migración entre continentes. Para simular esto, a cada región pondremos un puntaje de “facilidad” de migración.
  • Las migraciones por mar serán mucho menos probables que las migraciones por tierra.
  • Cada año la población crece un X%, hasta llegar a los casi 350 millones de individuos en el año 1500.
  • Vamos a dividir el mundo en 50 “regiones” de similar extensión (parecidas a las de un tablero de RISK) que serán punto de partida y destino de las migraciones.
  • Podríamos usar muchas más variables pero para efectos de nuestra simulación, tenemos los datos que necesitamos.

 

¿Qué ocurre al simular estos datos en un ordenador?

Unas líneas de código de programación con muchas sentencias RANDOM dan como resultado que de las 160.000 olas migratorias simuladas por todo el mundo, al menos 1.600 (sólo el 1%) tuvieron como destino América entre los años -15000 a 1500.

A pesar de parecer un número muy pequeño, es un número mucho mayor que lo actualmente se estima. Algunas teorías osadas sólo cifran en 4 las grandes olas migratorias hacia América.

La simulación revela que todas las regiones fueron contactadas por todas las regiones cercanas posibles. La región occidental de América fue poblada desde la Polinesia, China, Rusia, Indochina y Oceanía, mientras que la región oriental fue poblada desde Escandinavia, Europa, y distintos puntos de África.

Las regiones que recibieron mayores migraciones son las que en el año 1500 tenían una mayor población: México, Centroamérica, Perú y Brasil. Alaska recibió 44 migraciones, pero muy por debajo de Brasil con 142.

La población de América es de sólo 39 millones de personas en el año 1500 comparadas a las 317 del resto del mundo.

América recibió en total 300.000 individuos en esas 1600 olas migratorias. Es ridículo pensar que un grupo migrante de 20 personas en Behring en el año -15000 haya podido convertirse en 39 millones en 16.500 años.

El flujo migratorio a América ha sido reducido pero constante. En el milenio del -15000 al -14000 sólo tuvieron lugar 14 migraciones de 1500 individuos. A medida que la población mundial crecía, las migraciones a América también, llegando a ser 119 migraciones de 26.000 individuos en milenio del -3000 al -2000.

 

Simulacion migración

Nuestro simulador por puro azar sitúa la primera migración hacia América en el año -14725 procedente de Filipinas y con destino Perú.

 

 

Consideraciones finales

Esto es simplemente una simulación. Es imposible saber con exactitud con los medios actuales el flujo migratorio por el mundo. El análisis de ADN nos puede ayudar a encontrar pistas de lo que realmente ocurrió. Simplemente propongo que  estudiando las olas migratorias actuales y suponiendo que el comportamiento humano fue similar en la antigüedad podemos inferir simulaciones como las que realicé para hacernos una idea de cómo se movió la humanidad por el mundo.

 

De interés:
Los últimos estudios genéticos sugieren múltiples migraciones:
http://paleorama.wordpress.com/2013/04/22/el-primer-poblamiento-de-america-fue-con-entradas-multiples-rapidas-y-con-largos-aislamientos/#more-34736

Esta semana encontré hasta tres testamentos del Virrey Manuel Amat y Junyent en el Archivo Nacional de Catalunya. El primero de ellos escrito con su propia letra, y los otros dos copias notariales. Impresionante el número de bienes listados que incluye el famoso palacio de La Virreina en las Ramblas de Barcelona y la Casa Xica en el barrio de Gràcia, que hoy no existe, ubicada en la conocida plaza de la Virreina que debe su nombre a la Casa donde vivió la “Virreina” tiempo después de morir Amat.  No hay ninguna línea dedicada a su amiga Micaela Villegas (la Perricholi). Todo lo heredó su sobrino Antonio Amat y Rocabutí, quien lo acompañó durante su gobierno en Lima hasta 1776. En otro documento consultado dentro de la misma colección de la ANC se describe al heredero como un “héroe de la caridad cristiana, no hubo beneficiencia, ni hospital que no recibiera en abundancia de la generosidad de Amat”.

A diferencia de la cultura judía, cristiana y musulmana, en el Perú Antiguo no hubo la noción de un dios creador. La tierra, los animales y las plantas existieron desde un tiempo infinito. La suprema divinidad del mundo andino, Wiracocha, es descrito a los cronistas españoles como a un antiguo gobernante civilizador que cimentó las primeras ciudades. Si bien los antiguos peruanos adoraban al sol, la luna, al jaguar, la serpiente y otros animales como dioses, Illa Tici Wiracocha (nombre bastante largo para un dios creador) fue reconocido por muchas culturas andinas como el héroe civilizador. Se suele pensar que es el hombre de los dos báculos representado en la Puerta del Sol en Tiahuanaco, o en la Estela Raimondi de Chavín.

puerta_del_sol

Podríamos decir que Wiracocha representa el principio de la historia del mundo andino. Un punto de inflexión a partir del cual empiezan a enseñarse a las futuras generaciones todo tipo de conocimientos como la agricultura, los tejidos, las primeras construcciones en piedra, los canales. Deberíamos ubicar a Wiracocha en el origen de la civilización peruana, y en la actualidad ese origen apunta a Caral y las ciudades del Norte Chico con una antigüedad de 2.500 años A.C.

Lo extraordinario de Caral, es que se han encontrado quipus, utilizados hasta tiempos de los incas. Posiblemente sea la cuna del idioma quechua (aunque esto tardaremos en saberlo). Fernando Montesinos dice de Wiracocha que “habiendo vivido muchos años después del Diluvio, reinó más de sesenta, y murió de ciento y más años comunes, y dejó por heredero y sucesor a Manco Capac”.  ¿Manco Capac? ¿El primer inca? ¡Sí! Manco Capac no pudo reinar alrededor del año 1200 D.C. como se enseña en las escuelas peruanas, Manco Capac fue también un gobernante casi mitológico, que pudo perfectamente gobernar cientos de años atrás de lo que comunmente se cree.

Una de las ciudades de Norte Chico creció más que las otras y quizás se consolidó como la ciudad vencedora tras la caída de Caral: Sechín. En Sechín las construcciones de piedra toman más importancia con relieves que representan figuras humanas ornamentadas con ropas de animales. Alrededor del año 1.500 A.C. y 1.200 A.C. un diluvio (tsunami) barrió de la costa una de las ciudades satélites de Sechín (Las Aldas) y probablemente provocó también la caída de la ciudad. Se pueden ver los rastros del tsunami en un post anterior.

Seguramente los que abandonaron Sechín se adentraron en la selva para crear una nueva ciudad: Chavín de Huántar. En Chavín se perfeccionaron conocimientos como la cerámica, metalurgia, textilería, técnicas de regadío que ya no evolucionaron mucho más en los siglos siguientes. Podríamos ubicar aquí al héroe civilizados Wiracocha. Tampoco sabemos si en Chavín se hablaba quechua, pero resulta curioso que el llamado “quechua antiguo” provenga de Ancash, cuna de la cultura Chavín.

Lo sorprendente de Chavín, es que desarrollaron un tipo de escritura jeroglífica de la que casi no tenemos muestras. Tan sólo el Obelisco Tello presenta un patrón que puede considerarse contener un mensaje.  Hacen falta muchos años de descubrimientos jeroglíficos para poder intentar descrifrar los mensajes. Por cierto, ayudaría mucho documentar objetos precoloniales en poder de particulares. Puede que ya tengamos todas las piezas del puzzle.

Más sorprendente aún, es que Chavín fue el “Cuzco” de su tiempo. Un centro ceremonial que gobernó desde Cajamarca hasta Puno. El primer imperio del mundo antiguo andino. Puede que el cronista Fernando Montesinos haya incluido en su lista de más de 100 incas, a incas de Chavín. La relación completa de gobernantes quechuas en un lapso de tiempo de 2.000 años, podría pasar luego por la cultura Wari (el siguiente imperior transandino)  para finalizar el imperio incaico.

¿Podría ser este gobernante Wari uno de los incas descritos por Montesinos?

¿Podría ser este gobernante Wari uno de los incas descritos por Montesinos?

Poco a poco se van sucediendo descubrimientos que apuntan a un único hilo conductor de las historia andina: la dinastía gobernante puede que haya cambiado el Cuzco muchas veces de lugar, y que los incas que conocemos no sean doce o catorce, sino más de 100 quizás remontándonos hasta Caral.

Sebastian Berzeviczy partió desde Niedzica en Polonia a Peru en el siglo XVIII. Allí se casó con una princesa inca llamada Umina Atahualpa. Su única hija fue Umina, que se casó con Tupac Amaru II, procer de la independencia del Perú y que murió luego de alzarse en contra de la corona española en 1780. Umina y su único hijo Antonio Condorcanqui regresaron a Polonia, donde la familia Berzeviczy tenía un castillo (en Niedzica).

A los pocos años Umina fue asesinada presuntamente por espías españoles pero Antonio sobrevivió y fue acogido por los Berzeviczy. Su nombre fue cambiado a Anton Benesz. Uno de sus descendientes directos es Andrzej Benesz que fue miembro del parlamento polaco entre 1957 y 1976.

La historia que circula desde los años cuarenta por medios polacos y hasta tiene una entrada en Wikipedia se distancia mucho de la historia oficial que todos conocemos que afirma que la única mujer de Tupac Amaru fue Micaela Bastidas, con la que tuvo tres hijos y que murió también asesinada en 1781 por orden del Virrey Amat.

Incluso existe un libro “Los Tupac Amaru en Europa” escrito por Antonio Vergara Collazos que narra en detalle la historia de los descendientes europeos de Tupac Amaru II, y aunque pueda tratarse en una ingeniosa invención, por los menos se sabe que Sebastian Berzeviczy, propietario del castillo polaco por aquel entonces, viajó a Perú.

Angelina Yupanqui (nombre en cristiano de Cuxirimay Ocllo), debió ser una mujer muy bella y educada por una panaca real del Cuzco. Hija del Inca Huayna Cápac, y por tanto hermana de Atahuapa, con sólo 10 años fue elegida para que fuese la colla del inca Atahualpa, y madre de los futuros incas.

Sabedor de esto, Francisco Pizarro, en su demanda de rescate de Atahualpa incluyó (además del cuarto lleno de oro, y los dos de plata) como parte del botín a su mujer: la coya Cuxirimay Ocllo o Angelina, que para entonces debía ser una adolescente de 17. Aunque ningún documento de la época o cronista recoge esta petición, Pizarro sabía que al casarse con una colla real, se legitimaría en cierto modo como gobernador del Imperio.

La guapa Angelina, hermana y mujer del Inca, formaba parte de la primera entrega del botín.

La única frase que nos permite descifrar la humillante petición de Pizarro la escribió Francisco de Xerez en su “Verdadera relación de la conquista del Perú” (1534) donde dice: “Pasadas estas cosas..  vino gente de Atabalipa y un hermano suyo que .. trajóle unas hermanas y mujeres de Atabalipa, y trajo muchas vasijas de oro, cántaros y ollas y otras piezas, y mucha plata”. La guapa Angelina, hermana y mujer del Inca, formaba parte de la primera entrega del botín.

Con Francisco Pizarro llegó a tener dos hijos: Juan Francisco y Francisco. En junio de 1541 Pizarro fue asesinado, y en el año 1544 Juan de Betanzos (cronista español que hablaba el idioma quechua) se casó con Angelina (ya de 29), a quien seguramente utilizó como fuente principal para escribir sus crónicas.

Angelina muere a la edad de 46 en el año 1561. Vivió para ser la esposa real del Inca, y pasó a ser la mujer del conquistador del Perú. Su posible historia de película la escribió Alicia Yañez en “Memorias de la Pvihuarmi Cuxirimay Ocllo”.

La “Instrucción del Inca Don Diego de Castro Tito Cusi Yupanqui” (1570) es una de las pocas crónicas narradas desde el punto de vista de los vencidos (los incas) y ofrece una fascinante historia “no oficial” sobre los tiempos de la conquista del Perú.

Tito Cusi Yupanqui fue hijo de Manco Inca y nieto de Huayna Capac, y en este escrito de 1570 intenta describir al Rey de España los abusos de los españoles a su pueblo, quizás pidiendo una compensación histórica por ser el único descendiente inca.

Cuenta Tito Cusi Yupanqui que la guerra civil de los incas no era una pugna de dos hermanos, sino de tres: Atahualpa, Huáscar y Manco Inca (su padre). Al caer prisionero de Pizarro Atahualpa, un grupo de mensajeros se dirigió al Cuzco para alertar a Manco Inca de la llegada de los españoles. Manco Inca fue convencido por los mensajeros (que probablemente eran chimúes recién conquistados por Atahualpa) de que aquellos hombres barbudos eran wiracochas y que debían ser tratados como dioses. Manco Inca envió entonces a sus propios mensajeros a Cajamarca para comprobar la historia.

Francisco Pizarro recibió en Cajamarca a los mensajeros de Manco Inca y se preocupó de atenderlos bien. Fue el primer contacto de los españoles con emisarios reales del Inca que gobernaba el Cuzco (Manco Inca).

Manco Inca ingenuamente invitó a los españoles a marchar hacia el Cuzco y procuró protegerlos de las tropas de Quisquis y Calcuchimac que querían vengar la muerte del Inca Atahualpa. Cuzco era el único camino para sobrevivir a las embestidas de los generales de Atahualpa bajo la protección de Manco Inca.

Un ejército de 100,000 hombres partió del Cuzco para ayudar a los españoles que venían de Cajamarca, a los que dieron encuentro en Vilcacunga. Allí los españoles acababan de salir airosos de una emboscada en donde capturaron a Calcuchimac, a quien quemaron vivo frente a Manco Inca, quizás para probar su lealtad.

Pizarro a Manco Inca:
– Veis aquí señor Mango Inga os traigo preso a nuestro enemigo capitán Chalcochima. Veis lo que mandáis que se haga de él.

Pizarro llegó al Cuzco con sus hombres y se convirtió en un huesped ilustre del todavía inca Manco Inca, quien hizo todo lo posible para que fuesen respetados y tratados como dioses. Manco Inca quiso vengar las bajas españolas que provocó Quisquis por lo que formó un nuevo ejército que partió del Cuzco. Pizarro quiso participar en la búsqueda pero Manco Inca no le dejó. “El marqués don Francisco Pizarro, viendo que mi padre no le dejaba salir del pueblo para llevarlo consigo.. nombró al capitán Antonio de Soto para que fuese con mi padre”. Manco Inca con un ejército de decenas de miles de hombres y 50 españoles al mando de Antonio de Soto vencieron al ejército de Quisquis en el pueblo de Capi. Sin embargo Quisquis logró escapar. 

La sintonía entre Pizarro y Manco Inca era tan grande, que en medio de la campaña por dar caza al prófugo Quisquis, Tito Cusi Yupanqui cuenta que Pizarro envió una carta a Manco Inca rogándole que vuelva al Cuzco por “la gran soledad que padecía por su ausencia.. a lo cual mi padre se volvió por el amor que al Marqués (Pizarro) tenía”.

Sin embargo, al cabo de un tiempo Manco Inca fue apresado por ser sospechoso de planear un atentado contra los españoles, pero pudo correr mejor suerte que Atahualpa pagando un jugoso rescate de oro y plata que le permitió huir hacia Vilcabamba a escribir la historia que conocemos: la del inca rebelde que intentó derrotar a los españoles desde su exilio.

Los aciertos de la última película de Indiana Jones

He leído muchas quejas en varios blogs sobre los errores garrafales del guionista de la última película de  Indiana Jones: El reino de la calavera de cristal.

Yo, además de disfrutar de una buena dosis de cine de aventuras, fui casi completamente convencido de la trama de la película. Creo que el guión es muy bueno, y la investigación supera el aprobado.

Quizás el único error garrafal haya sido hacernos creer que Indiana haya aprendido quechua con su amigo mexicano Pancho Villa.

Son aciertos:

– El contarnos la historia de Orellana como el buscador del reino del Dorado (o Akaton en la película).

Por aquellas épocas, los cronistan han dejado muchos  relatos sobre la leyenda de un imperio en la selva tan rico como el de los Incas. Otras expediciones fallaron, pero Orellana fue el único en cruzar el Amazones, y alcanzó a vivir para un segundo intento de descubrir El Dorado. ¿Por qué querría una nueva expedición si ya había concluido con éxito la navegación completa del Amazonas?

– El universo maya en la Selva del Perú

La única escritura antigua de América es la maya. En el Perú no la hubo (o aún no se ha descubierto), pero de haber  existió seguramente tendría un marcado parecido con la iconografía maya. Chavín, nuestra cultura selvática más antigua es de un parecido notable con el mundo maya, y pienso que no es descabellado asociar al legendario El Dorado con la cultura maya.

– Las ruinas de Nazca

En la película, el cadaver de Orellana está enterrado en unas extrañas ruinas cercanas a Nazca. Los detractores de la película dicen que en Nazca no hay ruinas como las que se ven, pero ¿Y si aún no se han descubierto? Las líneas de Nazca son como las grandes pirámides de Egipto pero sin ciudad. Lo que conocemos de Cahuachi (antigua capital Nazca) no concuerda con lo grande que debió ser la cultura creadora de las líneas, así que no es del todo absurdo pensar que aún hay algo escondido esperando ser revelado.

http://expedienteoculto.blogspot.com/2007/11/cahuachi-devela-el-misterio-nazca.html

– La ambientación en Nazca

Uno de los errores más criticados es que  al aterrizar en Perú, se ve el pueblo de Nazca, donde la gente viste como en la sierra y se escuchan rancheras. ¿Es que no se escuchaban rancheras en el Perú de los años 50? ¿Acaso en Nazca nadie viste como en Arequipa? ¿Nadie aplaudió el colorido bus Ica-Nazca-Arequipa? Para ser una película (y no un documental), los elementos utilizados en escena me convencieron totalmente.

En resumen…

En la vida hay que alentar lo creativo.  No es bueno aferrarse a lo establecido como definitivo (y menos en la arqueología). Alguien debería decirle al  canciller peruano José Antonio García Belaúnde que rectifique y recomiende ver a Indy con otros ojos (quizás Keith Muscutt), después de todo, el cine es ficción.